Los instrumentos de renta fija, o valores de renta fija , son un tipo de inversión que proporciona un rendimiento regular en forma de pago de interés fijo,

Los instrumentos de renta fija, o valores de renta fija , son un tipo de inversión que proporciona un rendimiento regular en forma de pago de interés fijo, así como el rendimiento final del fondo de bonos de inversión principal al vencimiento del bono. Los pagos por opciones de renta fija se conocen de antemano, a diferencia de otros valores de renta variable. Los productos de renta fija ofrecen a los inversores un flujo confiable de pagos de intereses periódicos de tasa fija (conocidos como pagos de cupones). Los bonos son la forma más común de instrumentos de renta fija y están disponibles como bonos municipales , bonos del gobierno y bonos corporativos para comprar . No todas las inversiones de renta fija, sin embargo, son creados iguales. Existe una variedad de factores que ayudan a calificar los bonos y estas calificaciones pueden influir en la viabilidad de un bono, incluido el riesgo de tasa de interés, el riesgo crediticio asociado con los bonos individuales o el emisor.

Básicamente, todos los instrumentos de renta fija son instrumentos de deuda que ayudan a las empresas a obtener el capital que necesitan. Una empresa emitirá un bono por un precio específico que será comprado por el inversor. Los fondos de bonos generados son utilizados por el emisor de bonos para cualquier necesidad de capital que tengan a cambio de pagos regulares de intereses al inversionista y, finalmente, el retorno de la inversión al vencimiento del bono. Los bonos pueden tener una variedad de vencimientos (a corto y largo plazo) y montos de valor nominal. El valor nominal es la cantidad que recibirá el inversor cuando venza el bono.

 

También lee: Los mercados emergentes en ESG

Invertir en valores de renta fija puede ser una forma confiable de generar ingresos fijos; sin embargo, es importante comprender los distintos grados asignados a los bonos emitidos y cómo estos grados pueden afectar en última instancia al bono que paga algo. Las opciones de renta fija pueden ser bonos con grado de inversión o sin grado de inversión. Los bonos con grado de inversión generalmente son emitidos en el mercado de bonos corporativos por entidades estables con una buena calificación crediticia asignada por una agencia de calificación crediticia. De manera similar, los bonos del gobierno generalmente se consideran bonos de grado de inversión.

Las opciones comerciales de renta fija con grado de inversión se emiten con un bajo riesgo de incumplimiento, por lo que tienen una tasa de interés más baja correlacionada con el riesgo. Esto significa que los ingresos generados por este tipo de bonos serán generalmente más bajos que los bonos sin grado de inversión o los bonos basura. Los bonos basura son inversiones de renta fija de alto rendimiento que tienen una calificación crediticia baja proporcional a la probabilidad de que el emisor corporativo incumpla los pagos de intereses que adeuda. A cambio de aceptar el mayor riesgo en este tipo de bonos, los inversores ven un pago de intereses más alto. La asignación diversa de bonos garantiza que se asuma un nivel uniforme de riesgo en toda la cartera de inversores, lo que ayuda a compensar el riesgo de incumplimiento con instrumentos de renta fija que pagan menos pero son más seguros.