Hombre angustiado por deudas

Hay muchas historias exitosas de familias que salen de deudas, pero ¿cómo lo hacen? Si tu objetivo es que tu familia sea una historia de éxito sin deudas, has venido al lugar correcto.

No será fácil, pero valdrá la pena. Aquí te mostramos cómo salir de la deuda como familia.

Cómo salir de la deuda como familia

1. Identifique por qué quieren estar libres de deudas

No te saltes este paso. Puede parecer frívolo, pero no lo es. Cuando los tiempos se ponen difíciles, recordar los beneficios en los que estás trabajando al salir de la deuda lo ayudará a seguir adelante.

En general, quedar libre de deudas te deja con más dinero, libertad financiera y una sensación de paz interior. ¡Sin estrés financiero!

Si bien estos beneficios son un excelente punto de partida, es aún mejor ser específico. Tal vez quieras usar ese dinero extra para ahorrar para el fondo universitario de tu hijo, para los ahorros para la jubilación o quieras tomar las vacaciones soñadas o comprar una casa.

Tal vez solo imaginar lo que se sentirías si te quitaran la carga de la deuda de tus hombros es razón suficiente.

2. Una mentalidad positiva

Esto es lo que hace la diferencia entre aquellos que salen de la deuda y aquellos que no. Pensar en sacar a tu familia de la deuda como un desafío que tú y tu familia pueden vencer te llevará mucho más lejos que pensar en la deuda como un problema.

Salir de la deuda es posible. Solo tienes que descubrir cómo llegar allí.

Asegúrate de que tú y tu familia comiencen y continúen con la mentalidad de “¿Cómo saldremos de las deudas? ¿Qué debemos hacer para que esto suceda? No puedo esperar el día en que dejemos de hacer pagos de préstamos”.

Si te encuentras constantemente pensando cosas como:” ¿Cómo nos endeudamos en primer lugar? ¿Valió la pena?

Parece que vamos a hacer pagos de préstamos para siempre”, entonces vuelve a centrar tus pensamientos en los beneficios que obtendrás al salir de esa odiosa deuda.

3. Realidad financiera

En cuanto a los detalles esenciales: averigua dónde estás financieramente. Analiza tus hábitos de gasto e ingresos de los últimos meses para descubrir la situación única de tu familia.

Calcula cuánto gasta mensualmente tu familia en necesidades (alquiler/hipoteca, alimentos, facturas, pagos de préstamos, transporte) versus cuánto se gasta en cosas innecesarias.

La forma más fácil de hacer esto es restar las necesidades mensuales de tus ingresos mensuales para ver cuánto dinero sobra.

Sin realizar ningún cambio importante en el estilo de vida, esta es la cantidad adicional que puede pagar cada mes. Sé honesto contigo mismo y con tus cálculos.

4. Calcula el tiempo para pagar tu deuda

Ahora que ya sabes cuánto dinero se podría poner a tu deuda desde el paso tres, calcular en cuánto tiempo te tomaría para pagar tu deuda con ese dinero extra en línea usando calculadoras de préstamos, de tarjetas de crédito, de préstamos para automóviles, y otros.

Recuerda, pagarás la menor cantidad de interés con el tiempo y pagarás tu deuda más rápido con el método de avalancha.

5. Haz un plan de gastos y cúmplelo

Una vez que hayas decidido qué tan rápido puede pagar tu deuda y lo que hay que hacer para que esto suceda, hacer un plan de gastos, es una gran idea.

Si estás tratando de salir de la deuda rápidamente, probablemente lo mejor sea apegarse a un estricto sistema de presupuesto.

Si realmente quieres salir de la deuda como familia, comienza con el primer paso hoy. Una vez que tú y tu familia no tengan deudas, en Simple nos encantaría saberlo.