Mujer enseña a ahorrar a su hija

Hablar de dinero puede ser una tarea desalentadora, pero no tiene que ser aterrador para ti o tus hijos. Da un vistazo a estos tips de finanzas para tus hijos.

Las conversaciones más importantes que debe tener con tus hijos sobre el dinero antes de que se muden son muy importantes para logar una estabilidad financiera.

Educación financiera para todos

Estas son las conversaciones más útiles y significativas que puede tener con sus hijos antes de que se muden. Así le evitarás unas finanzas tormentosas.

1. Viviendo dentro de tus posibilidades

Nada sobre nuestra cultura excesiva alienta a las personas a vivir dentro de sus posibilidades. Las tarjetas de crédito son fáciles de obtener y de usar, los anuncios insisten en que necesitas este automóvil o ese artículo de vestuario de alto precio para encajar o tener éxito, y los pagarés de préstamos estudiantiles pueden firmarse y olvidarse rápidamente hasta la graduación. ¡Gran tip de finanzas para tus hijos!

Enseñar a tus hijos cómo vivir con un presupuesto es una habilidad vital extremadamente valiosa que puedes inculcar a una edad temprana con una asignación semanal, haciéndoles hacer trabajos y aumentando gradualmente lo que deben pagar de su propio bolsillo.

2. Ahorrando para un día lluvioso

Discute la importancia de los ahorros con tus hijos. Muéstrales lo que cuesta un colapso promedio de un automóvil o una factura médica inesperada.

Ayúdalos a sumar sus gastos de vida y vea cuánto dinero necesitarían en sus ahorros si, por ejemplo, perdieran su trabajo o no pudieran trabajar durante uno a seis meses.

La sabiduría general sugiere que tener al menos seis meses de ahorro es una buena práctica. Este puede ser un número difícil de alcanzar, especialmente cuando eres un estudiante universitario con dificultades o recién graduado.

Ayuda a tu hijo a pensar en formas creativas de tener al menos tres meses de ahorro mientras está en la universidad y acumular hasta seis meses de ahorro antes de graduarse.

3. Préstamos estudiantiles y tarjetas de crédito

Ah, deuda. Casi se está convirtiendo en un rito de iniciación para muchas personas en diferentes países del mundo.

Si bien no puedes asegurarte de que tus hijos no se endeuden, puedes hablar sobre tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, préstamos para automóviles y cómo administrar eficazmente las deudas.

Discute la relación deuda/ingresos con ellos y ayuda a tus hijos a elaborar un planpara mantener el suyo relativamente bajo.

Además, sugiere que tengan un trabajo de medio tiempo mientras estén en la universidad y trabajen a tiempo completo durante los veranos para ahorrar para la matrícula y los libros en lugar de depender únicamente de préstamos estudiantiles.

4. Ahorrando para una casa

Muchas personas comienzan a pensar en una casa de entre 20 y 30 años. Quizás hayan completado su educación, hayan tenido un empleo estable durante varios años o se vayan a casar.

Desafortunadamente, muchas personas se sorprenden al descubrir cuánto cuesta realmente comprar una casa y cuánto se les puede pedir como pago inicial.

Dicho esto, alienta a tus hijos a comenzar a ahorrar para un hogar mientras están en la universidad o no.
Simplemente tener el concepto de ahorrar para una casa en su radar es un gran paso en la dirección correcta. ¿Enseña tips de finanzas para tus hijos!

Estas recomendaciones están pensadas para que alientes a tus hijos sobre su educación financiera para en un futuro evitar deudas o estrés financiero.