Mujer revisando sus finanzas

Para nadie es un secreto que algunos hábitos pueden ser muy costosos y a la larga causar estragos en tu presupuesto. Por ello, es importante que conozcas cómo unos cuantos hábitos financieros puedes iniciar hoy mismo y seguramente tu bolsillo lo agradecerá.

Al igual que los malos hábitos pueden meterte en problemas financieros, los buenos hábitos pueden ayudarte a mantenerte fuera de él y ayudarte a gastar sabiamente, ahorrar bien y, lo más importante, alcanzar tus metas financieras más rápido.

Toma el control de tu dinero, ahora

¿Listo para comenzar? Esto puede representar todo un reto para ti pero estamos seguros de que cada uno de estos hábitos financieros le caerán muy bien a tu bolsillo.

  1. Programa tu minuto de dinero

¿Alguna vez te sorprendió la cantidad de dinero, o la falta de ella, en tu cuenta? Hay una manera de evitar que eso vuelva a suceder.

Se recomienda que, a primera hora de cada lunes, realizar un hábito llamado “Un minuto de dinero”, el cual consiste en verificar los saldos de tus cuentas, las transacciones recientes y el progreso hacia tus objetivos.

Simplemente configura una alerta de calendario para un horario que sea conveniente para ti y sorpréndete de cuánto puede aprender en un minuto.

  1. Configura tus ahorros Transferencia automática

Errar es humano, y seamos sinceros, la mayoría de nosotros olvidaría poner dinero en una cuenta de ahorro. ¡Pero la transferencia automática es divina!

De hecho, es una de las formas más fáciles de ayudar a que tu dinero crezca. Tu tarea pendiente: llamar al banco donde mantiene tu cuenta de ahorros, o inicia sesión en línea, y configura una transferencia automática quincenal desde tu cuenta corriente hoy.

Este es uno de los hábitos financieros que te puede apoyar a pagar deudas, tomando como base esta transferencia automática.

  1. Comparte tu meta de dinero con un amigo

¿Sueñas con viajar por el mundo, ser dueño de una casa, finalmente estar libre de tus deudas? Cuando nuestros sueños son grandes, tendemos a no decirle a nadie en caso de que fallemos, pero eso puede ser un gran error.

La investigación realizada por el Dr. Gail Matthews de la Universidad Dominicana de California encontró que las personas que escriben sus objetivos y luego le dan a un amigo actualizaciones semanales sobre su progreso, tuvieron un 33% más de éxito en lograr lo que se propusieron hacer.

Tu tarea pendiente: establece tu objetivo y encuentra un amigo, ya sea un familiar, un compañero de trabajo o un nuevo amigo que conozca este objetivo y con quien lo pueda compartir. ¡Es uno de los grandes hábitos financieros que te puede ayudar muchísimo!

  1. Pon tu gasto excesivo en hielo

Una tarjeta de crédito puede sentirse como la libertad de vivir la vida que deseas, ahora mismo: la capacidad de pagar todo, desde carne de res orgánica y alimentada con pasto en la tienda hasta nuevos esquís para tu fin de semana en la montaña.

Pero todos sabemos que, sin el efectivo apropiado detrás, esa sensación de libertad puede ser de corta duración.

Antes de gastar a lo loco, lo mejor que debes hacer es controlar tus gastos, este sin duda es uno de los hábitos financieros que más debes cuidar en todo momento. ¡Es lo más importante de todo!

  1. Decirte a ti mismo que mereces más

Alguna vez te dijiste “¿Me lo merezco” cuando agonizas por el precio de la comida para llevar después de un largo día, o cuando intentas justificar un nuevo atuendo después de aplastar una presentación en el trabajo?

Todos hemos estado allí, “tratándonos a nosotros mismos” a expensas de nuestra salud financiera.

Pero ese es el viejo tú. En lugar de merecer cada artilugio, escapada de fin de semana y costoso tratamiento de spa que se cruza en tu camino, el nuevo tú sabe que mereces más.

Este habito financiero logrará que te des los gustos o privilegios que realmente consideras necesarios y no solo gastarás por gastar.

Si crees que estos hábitos financieros son demasiado básicos, intenta probar solo alguno y verás cómo hace la diferencia.