Invertir en el SP 500: económico, sencillo y rentable

Tanto el sector público como las PYMES también se enfrentan a retos en la gestión de sus riesgos ambientales y sociales. En consecuencia, estas organizaciones suelen ser vulnerables a los cambios en el entorno, ya que su planificación es a corto plazo.

Soffia Alarcón-Díaz, Directora de Finanzas Sostenibles de LATAM en IHS Markit, dirigió un panel de expertos de toda la región que incluyó a México, Argentina, Colombia y Chile para discutir las ventajas, la evolución y los desafíos que enfrentan tanto los inversores como las empresas al analizar, recopilar y gestionar los datos ESG en toda LATAM. Este fue el primero de una serie de seminarios virtuales para conocer las tendencias en LATAM sobre informes y métricas ESG.

La tendencia de economía creciente de los informes ESG

Está impulsada por las empresas y los inversores. La evolución de los informes ESG proviene principalmente de dos frentes: una demanda por parte de los inversores de internalizar los riesgos sociales y el gobierno corporativo, así como las empresas que han comenzado a entender que la información ESG debe ser considerada como material debido a su potencial impacto en el modelo de negocio y por lo tanto afectar al rendimiento operativo y financiero de la empresa.

La demanda de los clientes internacionales de cumplir con ciertos estándares locales y, los mandatos internos de las multinacionales con sede internacional para que las empresas locales comiencen a reportar.

Alba Aguilar, Secretaria Técnica del Consejo Consultivo de Finanzas Verdes (México) declaró: “En México, desde 2015, empezamos a ver que los inversionistas institucionales comenzaron a demandar más información ESG. Esto fue clave para impulsar el tema de la sustentabilidad de las empresas y para transformar los modelos de negocio. Hacia el futuro, el impulso de los inversionistas y la constante demanda de mejores datos de desempeño ESG estimulará a toda la cadena de inversión a cambiar.”

Los informes ESG deben considerarse herramientas de gestión, más que de información. En general, cada vez son más las empresas que adaptan sus informes a las exigencias de los inversores. Sin embargo, sigue habiendo una gran diferencia entre la demanda, es decir, lo que los inversores piden en los informes ESG.

La estandarización de los datos es relevante por sectores para lograr la comparabilidad.

Aunque existen estándares de reporte reconocidos, los reportes deben contener las características del sector para hacerlos más robustos.

Patricia Narváez, Secretaria Técnica de Sustentabilidad de la Asociación de Bancos de México, explicó cómo el Protocolo de Sustentabilidad surgió en 2016 como “un esfuerzo de unión para articular visiones, aspiraciones y acciones que algunos de los bancos estaban haciendo a favor de la sustentabilidad”.
La falta de madurez en la gestión de los aspectos ESG a largo plazo no se limita a las grandes empresas.

Leer mas: ¿Qué puede hacer una empresa para mejorar su ESG?